Parque situado en el barrio del centro de Sant Feliu de Llobregat de 1,5 hectáreas que data del 1932 y considerado uno de los signos de identidad de la ciudad ya que fue el primer espacio verde de la ciudad.